Prueba
Copa América

Miguel Herrera: El inicio del declive al mando de la selección nacional

Tras el tristísimo, penoso y lastimoso papel que realizó la selección nacional en la Copa América de Chile, el futuro no luce prometedor para “el Piojo”, por lo menos mediáticamente, pues a la paupérrima Copa Oro, se le ha adicionado, gracias a las atinadísimas declaraciones a nivel nacional del mismo, un toque de dramatismo y presión que en otras ediciones no se tenía; pues aunque siempre ha sido una obligación ganarla, ahora lo es más, pues representa medio boleto para la Copa Confederaciones 2017 (antesala del mundial de Rusia 2018) y la permanencia de Herrera al frente del Tri, aunque él lo niegue.

“Me quedaré hasta Rusia 2018, les guste o no” y  “No me siento presionado de nada, porque si no hubiera hecho mi trabajo nos hubiéramos sentido frustrados” fueron sus declaraciones ante la prensa (aunque sinceramente no entiendo que quiso decir en la segunda) tras la eliminación del “Tri” frente a su similar de Ecuador, con su ya clásico estilo lleno de arrogancia, poca objetividad y repleto de un optimismo perpetuo basado en una realidad que sólo el seleccionador ve.

Aunado a las preguntas incomodas de la prensa, la afición mexicana, le dejó ver su descontento en redes sociales tras la eliminación, pues para quienes seguimos la transmisión de tv Azteca, fuimos testigos de sus declaraciones a nivel nacional en donde aludía la eliminación del certamen a los árbitros. A través de twitter nuevamente su hija dio de que hablar al salir en defensa de su padre tras los comentarios siempre incisivos pero sinceros del cronista Christian Martinoli.

Ante esto no se puede aseverar otra situación más que una pronta terminación de la luna de miel entre los medios de comunicación, la afición y  “el Piojo”

¿Qué es lo que molesta a la afición mexicana?.. Simple

Sus promesas basadas en nada
Su poca objetividad
Su eterna excusa de que los árbitros siempre lo perjudican (porque cuando lo ayudan no habla)
Sus tuits en vedas electorales
Sus múltiples comerciales
La poca seriedad con la que se encaró el torneo
El poco fútbol que despliega la selección

Si algo podemos decir en su defensa es que la presión que carga es indirectamente proporcional al papel que desempeña, pues vivimos inmersos en una sociedad en donde se le exige más a su técnico nacional que al mismo presidente de la nación.

COMENTARIOS!

Comentarios

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top